ANISACATE.

Cuando las necesidades de servicios no son negocio

Por Jorge Conalbi Anzorena
jueves, 5 de mayo de 2022 · 00:00

Donde ni el Estado ni las empresas privadas llegaban con sus servicios, a los habitantes no les quedó más camino que organizarse para obtenerlos. Así nacieron las cooperativas de servicios en todo el país, y en especial en Córdoba, donde surgieron más de 240 cooperativas eléctricas,

La descripción no es nueva, aunque ofrece ribetes interesantes cuando se advierte que, aunque pasen los años, el fenómeno se repite. En Anisacate -localidad cuyo exponencial crecimiento demográfico hace prever que alcanzará la categoría de "ciudad" cuando se conozcan los datos del censo del próximo 18 de mayo- no existe servicio de internet por fibra óptica.

La carencia se sufre en el lugar. Los servicios por aire son deficientes -fallan si hay viento, llueve, hace calor, frío, se cruza un pájaro...-, ofrecen muy poco ancho de banda y, obviamente, resultan muy caros cuando se observa la relación precio-calidad.

No hace mucho, en los distintos barrios se viralizó una campaña instando a los vecinos a pedir el servicio en Alta Gracia, argumentando que si la empresa Arlink observaba que había interesados, invertiría en la vecina localidad para comenzar a prestar el servicio.

Sin embargo, ni la firma con sede en la ciudad del tajamar, ni Epec, ni la oligopólica Multicanal -que desembarcó ya hace un par de años en Alta Gracia- mostraron el menor interés en esa zona cuyo principal problema es la baja densidad poblacional en un territorio muy extenso, lo que encarece cualquier infraestructura.

Quien sí ha comenzado una prueba piloto para intentar dar el servicio de banda ancha por fibra óptica es, una vez más, la Cooperativa Anisacate. La empresa social cuenta con el posteo en buena parte de la localidad, pero así y todo debe enfrentar los costos de la inversión en fibra óptica. Ya está completando el tendido parcial en algunos barrios y espera "iluminar" la fibra comprando paquetes de datos a las mismas empresas que no invierten para prestar el servicio en zonas donde la rentabilidad no cierra en el excel.

Hace dos meses, durante la inauguración del período de sesiones ordinarias del Congreso de la Nación, Alberto Fernández denunció la connivencia de la Corte Suprema de la Nación con las empresas de telecomunicaciones, ya que el máximo tribunal dio lugar a una medida cautelar que paralizó la puesta en vigencia del decreto ley que declaraba "servicios públicos" a esas prestaciones, lo que habilitó los desmedidos aumentos que se vienen registrando en telefonía e internet. El Presidente señaló que en más de un año, no se abocó a tratar la cuestión de fondo y dictaminar si corresponde aplicar la ley paralizada. La única respuesta que obtuvo el mandatario fue el silencio generalizado, y los avances de la Corte Suprema sobre la división de poderes en la Argentina.

Con el Estado maniatado por la Justicia, y la iniciativa privada sin iniciativa donde no le interesa, es una cooperativa la única empresa que intenta mejorar la calidad de vida de los vecinos. Junto al tendido de fibra, la cooperativa deberá tender lazos con sus asociados y vecinos, para defender lo construido cuando la ecuación del excel despierte peligrosas voracidades.

 

 

0%
Satisfacción
33%
Esperanza
0%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
66%
Indiferencia

Comentarios