Eduardo Fernández presentó un proyecto contra el negacionismo

sábado, 20 de marzo de 2021 · 13:10

El Proyecto fija un régimen de sanciones a los delitos de negacionismo y apología del genocidio y crímenes de lesa humanidad, a través de su incorporación como tales al Código Penal.

Esta iniciativa que cuenta con el apoyo de Diputados y Diputadas del Bloque Frente de Todos, representa a su vez la continuidad de la tarea que, en materia legislativa y a través de iniciativas como ésta, han emprendido previamente Diputados como Horacio Pietragalla Corti y Nilda Garré.

¿Por qué es conveniente y oportuno legislar sobre el negacionismo?

Porque en los últimos años, en el marco de la emergencia del neoliberalismo en Nuestra América y con el resurgimiento de movimientos conservadores y reaccionarios a lo largo de todo el mundo occidental, se multiplican las expresiones y manifestaciones de odio, de intolerancia, de autoritarismo, de violencia política y, específicamente en lo que a nuestro país y la opinión pública concierne, de negacionismo y apología de los métodos, protagonistas, estrategias y doctrinas ideológicas y políticas en torno a los crímenes de lesa humanidad, que integran el pasado más oscuro -a la vez que reciente- de la historia nacional.

Porque en ese contexto resulta tarea prioritaria e ineludible por quienes tienen responsabilidades de gestión desde el Estado, que asumir el compromiso de mandato popular, haciendo cumplir las prescripciones de la Constitución Nacional y contribuyendo al sostenimiento democrático y al fortalecimiento institucional.

Porque resulta a su vez imprescindible para la garantía de esos principios -constitucionalmente garantizados, legítimamente vigentes y en permanente construcción- que los funcionarios públicos se desempeñen con coherencia y respeto por las instituciones de las que no son sino apenas representantes. Es imprescindible regular, así, las inconductas de quienes, desde el Estado, deben cumplir una tarea ejemplificadora y multiplicadora del orden institucional. Las expresiones de odio, de negación, de reivindicación de los crímenes de lesa humanidad y de sus métodos, sus protagonistas, su trasfondo ideológico y doctrinario, no son sino afrentas al orden comunitario y resulta justo como prioritario sancionarlas, a los fines de erradicarlas.

¿Qué propone este Proyecto?

Incorpora al Código Penal los delitos de negacionismo y apología de genocidio y crímenes de lesa humanidad, según lo dispuesto por los tratados internacionales a los que nuestro país adhiere con rango constitucional, las organizaciones internacionales de Derechos Humanos, y los juicios de lesa humanidad que en la historia reciente han permitido condenar por esas atrocidades a los responsables del terrorismo de Estado en procesos de administración de justicia absolutamente trascendentes para la historia institucional de nuestro país.

Fija, respecto a ellos, sanciones como las prescriptas para delitos de similar naturaleza: penas de prisión leves y sanciones económicas, según correspondiere.

A su vez, establece obligaciones específicas para funcionarios y funcionarias públicas de todas las jerarquías y jurisdicciones: la comisión, por su parte, de delitos de negacionismo y apología de crímenes de lesa humanidad y genocidio, resulta agravada por su responsabilidad pública, carácter que profundiza las sanciones previstas, inhabilita a sus autores a ocupar cargos públicos durante el tiempo de la condena e incluso los conmina a la realización de una capacitación en materia de derechos humanos, regímenes autoritarios y crímenes de lesa humanidad.

¿Por qué no es cierto que iniciativas como ésta cercenen la libertad de expresión?
Porque la libertad de expresión en tanto principio jurídico emergente de la Declaración de Derechos Humanos en lo que a derechos políticos refiere -así como de los sucesivos tratados internacionales a los que nuestro país adhiere-, garantiza la libre opinión de los ciudadanos y ciudadanas justamente, frente a regímenes autoritarios, violentos, de violación sistemática de los Derechos Humanos, como aquellos sobre los que, los destinatarios de este Proyecto de Ley, apologizan.
La libertad de expresión debe garantizar la participación democrática de las minorías, la multiplicidad de voces, la garantía de que nadie será perseguido por sus opiniones, sus intervenciones, sus manifestaciones. Resulta imprescindible para su garantía el sostenimiento del orden democrático e institucional, el fortalecimiento del Estado de Derecho, el compromiso con las premisas constitucionales sobre las que se funda el ordenamiento jurídico, político, comunitario de nuestra Nación, pautas de un acuerdo social en el que no puede sino primar, colectivamente, el nunca más, el respeto por la memoria, verdad y justicia, el compromiso histórico con los compañeros y compañeras que dejaron sus vidas en la lucha por una sociedad más justa, el ejercicio de memoria colectiva del que todos y todas debemos ser protagonistas.

Accedé al Proyecto completo desde el link:
https://www.scribd.com/document/499514734/Proyecto-de-Ley-de-Sancion-Penal-a-Negacionismo-y-Apologia-Respecto-a-Genocidio-y-Crimenes-de-Lesa-Humanidad-De-Eduardo-Fernandez-Marzo-21

0%
Satisfacción
0%
Esperanza
0%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia

Comentarios