EE.UU.

Masacre: 19 niños y dos adultos asesinados por tirador en una escuela

miércoles, 25 de mayo de 2022 · 00:05

(Sumario Noticias, con reportes de Télam, The New York Times y CNN) Un joven de 18 años asesinó este martes a tiros a 19 niños y dos adultos en una escuela primaria de Texas y luego fue abatido, en una nueva matanza en un establecimiento educativo que sacude a Estados Unidos, un país donde el acceso a las armas es libre. Se trata del tiroteo más mortífero en una escuela primaria estadounidense desde la masacre de Sandy Hook hace una década, según consideró el diario The New York Times.

"Los asesinatos se registraron poco antes del mediodía en la escuela primaria Robb, en Uvalde, una pequeña ciudad al oeste de San Antonio, donde esta semana los alumnos se preparaban para empezar las vacaciones de verano. Al menos una maestra estaba entre los adultos asesinados y varios otros niños resultaron heridos", detalle el diario estadounidense.

Al brindar las primeras informaciones, el gobernador de Texas, el republicano Greg Abbott, informó en rueda de prensa que en el tiroteo en la escuela primaria de Uvalde, en el centro de Texas, fallecieron 14 estudiantes y una profesora, a la vez que confirmó que el atacante, identificado como Salvador Ramos, también murió. Sin embargo, el fallecimiento de heridos elevó luego el número de víctimas fatales.


Abbott precisó que Ramos llegó a la escuela con una pistola y aparentemente con un rifle y que “disparó y mató de manera horrible e incomprensible” a más de una docena de niños y un profesor, informó la CNN.

El tiroteo masivo reabrió el debate político nacional en torno a las leyes de tenencia y portación de armas y su prevalencia. Diez días atrás, un hombre armado disparó y mató a 10 personas dentro de un supermercado en Búfalo.

Inmediatamente después de la matanza, el Distrito Escolar -el órgano que rige los centros educativos- emitió una alerta a todas las escuelas de la región para elevar al máximo los protocolos de seguridad.

Los encargados habían pedido a los padres de familia que no se acercaran a la zona hasta que la policía pudiera controlar la situación.

Dos hospitales de la ciudad de Uvalde, de 16.000 habitantes,recibieron a los heridos agredidos por el tirador.

El Uvalde Memorial Hospital dijo en una publicación de Facebook que estaba atendiendo a “varios estudiantes” en su sala de emergencias, pero no proporcionó información sobre la gravedad de sus lesiones.

Por su parte, el hospital University Health dijo que estaba tratando a un niño y un paciente adulto de Robb Elementary.

Una mujer de 66 años también se encuentra en “estado crítico”, anunció otro hospital, el University Health, ubicado en la cercana ciudad de San Antonio, Texas, que dijo haber recibido “dos pacientes”, un adulto y un niño.

Las autoridades de Uvalde no especificaron de inmediato las edades ni las identidades de los fallecidos.

La matanza coincide con la publicación de un informe que revela que los tiroteos se multiplicaron en Estados Unidos durante 2021.

Un conteo del FBI, la agencia federal de investigaciones, indica que el año pasado se registraron 61 episodios de este tipo, frente a 40 que se registraron en 2020.

Los tiroteos dejaron el año pasado 103 personas fallecidas y otro centenar más de heridos. Estas cifras no contemplan a los perpetradores. Uno de cada cinco situaciones en las que hay un tirador activo deriva en un tiroteo masivo en el que al menos tres personas pierden la vida.
 

El martes por la noche, en un breve discurso transmitido desde la Casa Blanca, el presidente estadounidense, Joe Biden, se mostró conmocionado al hablar sobre el ataque y pidió acción, pero no abogó por una política o voto en particular.

“Es simplemente enfermizo”, dijo sobre el tipo de armas que se pueden conseguir de manera sencilla en Estados Unidos y que se usan en tiroteos masivos. “¿Dónde, en el nombre de Dios, está nuestra fortaleza, la valentía para actuar más y enfrentar a los grupos de presión? Es hora de convertir este dolor en acción”.

Biden agregó más tarde: “Que el Señor esté cerca de los quebrantados de corazón y salve a quienes tienen el espíritu abatido, porque van a necesitar mucho”.

El tiroteo sucedió el día de las elecciones en Texas, cuando los votantes de todo el estado acudieron a las urnas para las primarias que preparan el escenario para las votaciones de noviembre, en un momento en que tanto el estado como el país han estado desgarrados por los desacuerdos políticos en torno a la raza, la inmigración y el aborto.

Comentarios