MIRADA

El asesino improbable: historia de un crimen sin resolver

Por Alejandrina Cuquejo / La miniserie El asesino improbable muestra la investigación fallida sobre el magnicidio del Primer Ministro sueco Olof Palme, y presenta la principal hipótesis que se maneja a más de tres décadas del homicidio.
domingo, 21 de noviembre de 2021 · 00:03

Por Alejandrina Cuquejo

“Historia de un crimen sin resolver” es el primer mensaje que aparece al comenzar cada uno de los cinco episodios de la miniserie sueca que devela la investigación inconclusa sobre uno de los asesinatos políticos más trascendental de la historia del siglo XX.  Olof Palme, primer ministro sueco, fue baleado en plena calle de Estocolmo el 28 de febrero de 1986.  Ninguna organización política se adjudicó la autoría del atentado y la investigación tuvo más defectos que avances concretos. La miniserie escrita por Niklas Rockström y Wilhelm Behrman se basa en el libro del periodista Thomas Pettersson, El hombre improbable, que reconstruye la causa y presenta con convicción la hipótesis que señala que el diseñador gráfico Stig Engström podría haber matado a Palme y escapado con total impunidad gracias a la impericia de los investigadores del caso.  “No se ha demostrado que Stig Engström sea el asesino, pero la policía y la fiscalía sueca sospechan de él”, es el mensaje final de cada capítulo de la serie.

Stig Engström (interpretado brillantemente por Robert Gustafsson) aparece como un personaje gris que se presenta ante la policía y la prensa como testigo de un crimen del que en realidad es el ejecutor. Los investigadores nombrados especialmente para descubrir al asesino de Olof Palme consideran muy “improbable” que este hombre común, bebedor compulsivo, mentiroso, contradictorio, con pocas luces pueda ser el autor de uno de los crímenes más significativos en la historia sueca y la política europea. Según esta hipótesis, es la propia torpeza del asesino, y de los investigadores, lo que lo dejaría fuera de la lista de sospechosos. Con una vida penosa, Engström será un personaje poco apreciado incluso por sus vínculos más cercanos. No se tuvo en cuenta, tal vez, que era simpatizante del partido moderado, opuesto a la política de Palme y conocedor de prácticas de tiro.

La serie está excelentemente ambientada en los años 80 y son notables las interpretaciones actorales.  Comienza con el asesinato de Palme cuando el primer ministro regresaba a su casa en compañía de su esposa después de ir al cine. Sin custodios, lo mataron a tiros en medio de la calle poco antes de la medianoche. Era habitual en Palme andar sin guardaespaldas, tomar el transporte público y relacionarse con las demás personas sin recelos, no tanto por que fuese un temerario sino porque era impensable que en la tranquila ciudad de Estocolmo pudiera ocurrir un hecho de semejante violencia.

Aunque este filme no subraya la figura de Olof Palme como político, es bueno recordar que el primer ministro de Suecia estuvo 10 años en este cargo, en una primera etapa desde 1969 a 1976 y otra desde 1982 hasta su muerte en 1986. Fue un dirigente importante del Partido Socialdemócrata sueco y de la Internacional Socialista. En cuanto a política interna, reforzó los lineamientos del Estado de bienestar para su país, gran defensor de los derechos de los trabajadores y fue un precursor en establecer políticas de igualdad de género. En política exterior, mantuvo un papel neutral durante la guerra fría, marcando los lineamientos del pacifismo, defensa de los derechos humanos y compromiso con los países llamados del tercer mundo. Fue el primer mandatario europeo en realizar una visita oficial a Cuba después de la revolución, se opuso a la guerra de Vietnam, apoyó al Congreso Nacional Africano en su lucha contra el apartheid y condenó la invasión soviética a Checoslovaquia. Durante su gobierno, Suecia pasó a convertirse en uno de los países de mayor recepción de refugiados políticos, muchos de ellos argentinos, modalidad que este país mantendrá en los años subsiguientes. Palme fue uno de los mayores representantes de la socialdemocracia europea, y uno de los políticos más influyentes del siglo pasado.

Pese a tratarse de un magnicidio con fuertes consecuencias en la política internacional, no se sabe con certeza ni el autor ni las causas de su homicidio. El asesino improbable exhibe los errores de una investigación que no arrojó resultados, quizás por buscar algo más complejo de lo que era en realidad. Algo que de tan burdo se convirtió en improbable.

100%
Satisfacción
0%
Esperanza
0%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia

Comentarios