EFEMÉRIDES

Sucedió en Alta Gracia, un 22 de julio de...

jueves, 22 de julio de 2021 · 00:01

2006 - Los presidentes de Cuba y Venezuela, Fidel Castro y Hugo Chávez, visitan el Museo del Che Guevara en Alta Gracia.

El arribo de los dos mandatarios produjo que una multitud se congregara en las afueras de Villa Nidia,  la antigua casona de Villa Carlos Pellegrini, sobre la calle Avellaneda.

La visita de los dirigentes, quienes se encontraban en Córdoba participando de la Cumbre de Mercosur, estuvo rodeada de gran hermetismo. Temprano, en la mañana de ese sábado, comenzaron a verse movimientos inusuales en calle Avellaneda, donde está ubicada Villa Nydia, lo que acabó de confirmar que la visita se haría efectiva. Poco a poco, los vecinos y el público que comenzó a acercarse cuando trascendía la posibilidad de la visita, fueron viendo el montaje de un impresionante dispositivo de seguridad. Ambos presidentes llegaron varias horas después, cuando todos los detalles ya habían sido atendidos y el sol bien en alto había dejado atrás una mañana fría.

Junto a Chávez y Fidel llegaron el diputado nacional Miguel Bonasso y la embajadora argentina en Venezuela, Alicia Castro.

Durante los tres días anteriores, en el Predio Ferial Córdoba, la Cumbre del Mercosur y países asociados invitados había reunido a Néstor Kirchner, Luis "Lula" Da Silva, Tabaré Vázquez, entre otros.

Fidel Castro, por su parte, había dado un recordado discurso en el predio de la Ciudad Universitaria de la Universidad Nacional de Córdoba.

 

Cuando ambos líderes latinoamericanos llegaron en el viejo Mercedes Benz blindado en el que Fidel Castro se movilizaba en el exterior, frente al museo de Alta Gracia y en sus inmediaciones ya se había congregado una verdadera multitud. No importaban las ideologías, todos querían ver a Fidel. A tal punto, que el por entonces referente local de Domingo Cavallo justificó su presencia con una ingeniosa comparación: "seguramente si hubiera venido el Papa, los ateos también habrían venido a verlo, por curiosidad".

Fidel y Chávez posaron para las fotos junto a Ariel Vidosa y Carlos Figueroa, amigos de la infancia del Che que fueron convocados para recibir a la comitiva y estuvieron entre quienes pudieron ingresar, además del intendente Mario Bonfigli, el viceintendente Hugo Pesci y Norberto Lorenti, por aquel entonces fotógrafo de la Municipalidad de Alta Gracia, quien se transformó así en el único reportero gráfico argentino que cubrió las alternativas de la histórica visita desde dentro de Villa Nidia.

Tras la visita, Bonfigli reveló a la prensa una curiosa anécdota producida a la hora de la entrega de regalos a los invitados.

 

Galería de fotos

25%
Satisfacción
0%
Esperanza
50%
Bronca
25%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia

Comentarios